martes, 24 de septiembre de 2013

Nobleza sureña

Velemar es probablemente el reino más importante en este mundo de campaña, aunque el Imperio Theretheano sea más poderoso, por varias razones:
A) es un buen punto de inicio para cualquier campaña de rol :)
B) Su historia es antigua y compleja, tanto como su política, y su ejército es poderoso y experimentado.

Aquí haré un buen desarrollo de la política interna y algunos datos del idioma velemario, así como sus casas nobles principales, y una aproximación a sus ejércitos y al mapa del reino.

Política interna
Velemar posee el ejército más grande y mejor equipado de todo el continente Sur, si exceptuamos a los Theretheanos. Por esta razón, es el objetivo principal de cuanta invasión y expansión de razas goblinoides exista, así como también es la puerta de entrada al Mar Interior. Cualquier imperio que desee nacer en el Continente Sur eventualmente debe eventualmente dominar Velemar, o éste sería el gendarme y freno de cualquier expansión ilimitada.
Velemar es grande. Muy grande. Posee cerca de 3 millones de kilómetros cuadrados de territorio, y está poblada por varios millones de habitantes, una proeza nada desdeñable para un reino no imperialista ni necesariamente expansivo, que ha permanecido relativamente estable en los últimos 1000 años. Por esta razón, es dividido políticamente en varios estados feudales, cada uno con sus propios vasallos y ejércitos, y con variantes culturales propias.

Casas nobles y territorios
Existen 9 territorios en total en Velemar, 8 de ellos estados feudales de categoría mayor, cuyos gobernantes tienen el cargo equivalente a Condes. El número 8 es significativo para los velemarios: sus castillos tienen un diseño octogonal, y la Capital, Velereth, posee 8 secciones de murallas, y 8 torres principales.
El 9º territorio, donde se encuentra Velereth, la capital, es el territorio central, dividido en cuatro secciones y dominado directamente por los Archiduques, las 4 casas gobernantes de Velemar: los Andaalul, los Alenul (regentes en este momento), los Oesterhul y los Vinzarendul[1]. Su dominio no es equivalente al dominio de los Condes, y ellos son los únicos que pueden aspirar al trono, pero no poseen más que un castillo propio, y ningún vasallo feudal. Velereth es territorio franco, allí todo hombre y mujer sólo obedece la ley del Rey, y ningún noble tiene derecho a mandar a un hombre libre. Únicamente se reconocen funciones militares y/o comerciales, pero aún estas son libres, y nadie está sujeto a un noble determinado.

Los  ocho territorios, pues, son el "reino" propiamente dicho: cada uno tiene una estructura feudal, en la cual los Condes -o sus equivalentes- mandan sobre las casas mayores, éstas sobre las menores, éstas sobre aldeas y caballeros, y éstos sobre los plebeyos y el pueblo llano. Aquí, el contrato feudal es intrínseco, cualquier señor tiene derecho de prioridad sobre cualquier persona que esté por debajo de su rango social, dentro de ciertos límites. Nadie puede matar impunemente, ni ordenar cosas arbitrariamente, ya que aún se siguen las leyes del Rey, aunque los nobles muchas veces presionen a sus vasallos hasta puntos casi intolerables, o recurran a medios ilegítimos (como el engaño y la coerción) para obligar a sus vasallos a cumplir con ellos.

Los ocho territorios, pues, son:

Anchoret: El territorio más grande, directamente ubicado en el Bosque Grande, aunque tiene algunas regiones no necesariamente colindantes con él. Su casa Real es la Casa Arech, una de las más antiguas y prestigiosas de todo Velemar. Económicamente proveen de madera, hierbas y alimentos del bosque a toda la región, pero son considerablemente autosuficientes, salvo por el metal, que es escaso en la región, así como la piedra. Para ser un territorio tan enorme (cerca de 800.000 km2), está relativamente despoblado, pero tiene un gobierno eficiente y veloz. Sus señores son distantes, pero benevolentes en la mayoría de los casos, y está gobernada por las antiguas costumbres desde la Primera Oleada: tiene dos Señores, habitualmente hermanos entre sí, uno de la Guerra y otro de la Paz, cuya función es elegir entre todo el pueblo aquellas características que fortalezcan a su progenie, y gobernar la economía, comunicaciones y el día a día. El señor de la guerra es la fuerza militar de Anchoret.
Lema: "Eud Alflómines" (El Sur Recuerda)

Ciriat: el segundo más grande, y probablemente el más poderoso de todos. Está gobernado por la Casa Ciriat, cuyo lema es "Thénul enad Masserulii " (la Fuerza de nuestra Mano). Se encuentra al Norte del Río Quimsaiat, una frontera natural. Controla las principales minas de hierro, carbón, paladio y oro de la región, por lo que en buena medida controla los medios de producción militar de todo el Reino. Culturalmente son arrogantes, ambiciosos y agresivos. Hablan el velemario casi sin afectación regional, aunque en las montañas las vocales tienden a comprimirse un poco.

Chippet: Dominado por la casa Bandrul, una casa bastante rica y poderosa, el territorio está ubicado en el centro-este de Velemar, es un territorio ondulado y herboso, con ocasionales bosquecillos. Es un territorio amplio, de donde salen las principales cosechas del Reino, así como de proveer la mayor y mejor cantidad de caballos. Sus nobles son inteligentes e intrigantes, pero un tanto fatuos y vanos. Tienen una enorme red de inteligencia, y son considerados corruptos, aunque valientes.
Hablan un velemario puro, sin afectaciones regionales, ya que limitan esencialmente con el 9º territorio, aunque al norte el río Quimsaiat los separa de Ciriat, y al sur limitan con el feudo de los Dendruul, Garat.
Lema: "Alfur, Ter, Mer" (Saber, Tener, Ser )
Capital: Castillo del Alba

Eneth: Ubicado al Sur de Velemar, Eneth posee pinares, grandes lagos cristalinos, y numerosas ruinas antiguas por todo su territorio. Eneth tiene costumbres arraigadas y su casa noble, Toraath, es una casa competente, moderadamente poblada, con una casa noble antigua que ha ascendido lentamente hasta su actual posición hace menos de doscientos años, suplantando a sus ahora vasallos, los Vintaul. Su territorio está lleno de colinas bajas, aunque tres colinas abruptas, Los Dientes, adornan el territorio.
Sus costumbres son tradicionales y complejas, e involucran una seria adoración de los Espíritus de la Tierra.
La casa Toraath es posiblemente la más religiosa de las casas, siendo neopanteístas, y antes panteístas, aunque tienen posiblemente por sus tierras de ensueño, misteriosas. Los nobles Toraath son tranquilos y serenos, y benefician la industria por sobre la producción de materias primas, aunque pueden ser demasiado reaccionarios ante algunas causas. Su territorio acuoso está lleno de maravillas de la inteligencia, y se supone que la idea original de los fanales anchoretianos viene de un noble Toraath, antes de que éstos fueran una casa mayor. Tienen un trato positivo con los Arech, a quienes respetan por sobre las demás casas.
Capital: Ethiret Aed (Pueblo de la Luz)
Lema: "Ni Ae mes dienad Ogimail" (La luz es nuestra amiga)

Eriath: Eriet es un territorio complejo, al Oeste de Velemar. Sus ciudades son verdaderas obras de arte, pero sólo son ocupadas en algunas estaciones del año. Sus pobladores remontan los muchos ríos de la zona, donde pescan, pero respetan los ciclos naturales. EL territorio no está extremadamente poblado, pero mantiene una población lo suficientemente alta como para repeler las invasiones. Poseen la mejor medicina de todo el Continente Sur, bibliotecas accesibles, y un sistema de educación por becas para gente capacitada. Los pueblos son el verdadero centro de la vida de Eriet, donde la música y el arte viven toda su expresión. Aparentemente, su gente es la más libre de todas, y sin embargo, muchos huyen de Eriet como de una prisión. Es una utopía extraña.
La casa Real de Eriet es Razagaar, misteriosa y ajena ante las demás casas. Sus planes son incógnitos, y en muchas ocasiones parecen ir en contra de su propia conveniencia. Tienen una larga disputa con Archenet por sus planes a largo plazo, y muchos de sus antiguos vasallos huyen a Archenet como refugiados, aunque no muestran marcas de tortura alguna, ni quieren decir qué es lo que pasa.
Su capital se encuentra en una antigua ciudad de los Inmortales, Caerdíniel, la antigua capital de Bylos, y se dice que existen muchos artefactos mágicos en su interior. Asimismo, eventualmente, Eriath es el destino de muchas monstruosidades y aberraciones a la naturaleza, atraídas hacia allí como polillas a una vela.
Capital: Caerdinath (ciudad)
Lema: Dienad Rélaüd mes nu Asmodiet (Nuestra Lanza es la Inteligencia)

Erienet: dominada por la casa Anrath, la casa militar con menor ejército de tierra de todo Velemar, es particularmente importante y poderosa al controlar el único puerto de mar abierto de todo el Reino, Puerto Sadareth. Esto los vuelve la ciudad más poblada y cosmopolita de todo el Continente Sur,. con más de un millón de personas hacinándose en barriadas estrechas y lodosas, apiladas entre las murallas y las olas. Poseen la sede de la Armada Real, una flota estable de unos doscientos galeones y galeras pesadas, drómonas y cocas militarizadas. Asimismo, posee una Biblioteca enorme, más grande que la de Velereth, que abarca cerca de 3.000 m2, donde se llevan registros portuarios, tratados históricos, grimorios, textos literarios y científicos de todo el mar interior e incluso de los Mares Exteriores.
La Casa Anrath es crucial en todo sentido, pues posee el manejo de la ciudad así como del tráfico económico del reino más poderoso del Continente, por lo que nadie se anima a atacarlos. Su verdadera fortaleza es el mar, y sus contactos con las riquezas de todo un continente, por lo que son protegidos por las demás casas, aunque mantienen un ejército lo suficientemente potente como para controlar a las Casas Mayores que ambicionan su posición.

Garat: Territorio al este de Velemar, limita con Kuzun, y está dentro de los límites  del Bosque Grande. Es la más pobre y menos poderosa de las casas reales, pero tiene todos los privilegios de las mismas. Poseen un territorio, aunque vasto, no tan poblado ni favorecido por la riqueza, aunque son autosuficientes en muchos aspectos. Poseen una notoria minería de piedra, carbón y plata, sobre todo en la subcordillera Kuzuniana, y una abundante cacería en el Bosque Grande, pero una pobre industria manufacturera, y para empeorar las cosas limitan directamente con Llon'zon, y Pek'yat se encuentra dentro del territorio garatiano, en algún cerro escondido.
Su casa noble Dendruul es orgullosa, pero reclusiva e independiente, y desprecia el comercio, aunque éste pudiera enriquecerlos. Sus tierras son particularmente hermosas, y reciben mucha visita de parte de los Inmortales, especialmente aquellas zonas de montañas boscosas, llenas de vertientes y cascadas. Si bien son pocos, y su influencia militar escasa, tienen a las tropas más experimentadas y disciplinadas de todo Velemar, y no es raro encontrar generales Dendruuli entre los ejércitos reales. Poseen asimismo la Academia Militar dentro de su propia capital, Daerdath.

Murgian: Ubicada en el centro de Velemar, Murgian es una zona fértil y densamente poblada, de gran variedad de productos vegetales, vitivinícolas y poseen un inmenso ganado vacuno. A su vez, controlan el río que lleva el acceso interno desde Sadareth hasta Velereth, matizado con abundantes castillos, ciudades y poblados. Su territorio es suavemente ondulado, de tierra ferrosa con grandes depósitos de cal y piedra virgen. También tienen en su interior las ruinas de una ciudad de tiempos inmemoriales, probablemente inmortal, así como el bosque Cuna, donde se refugiaban las Madres del pueblo velemario, y donde actualmente está el Santuario de la Belleza.
Su nobleza es poderosa y, aunque no es particularmente cruel, debe batallar continuamente contra las rebeliones y disputas religiosas dentro de su territorio, y con las intrigas de Chippet, Ciriat, Erienet, y el Territorio Real. Es gobernada desde Erchamiul Evïred, Castillo del Sol, un palacio bello y cortés.



[1] La terminación en –ul es la terminación en ambiguo de nominativo. Cuando el sujeto es varón (ejemplo, el rey Azederel III Alenel), termina el –el, y cuando es mujer (ejemplo: la princesa Dieronil Oesterhil), el nombre de la casa termina en –il.

No hay comentarios:

Publicar un comentario