jueves, 10 de mayo de 2012

Micosis (Bárbaros de las Llanuras Interminables)


Sita al norte de la Barrera Guerra, en las Llanuras Interminables, Micosis es un reino urmano pequeño y agresivo, que somete y destruye a toda población cercana que pueda hacerle competencia. El área está dominada por una serie de fortalezas y alcázares extraordinariamente defendidos, especialmente el Alcázar del Lobo. No obstante, su agricultura es deficiente y no alcanza a cubrir las necesidades de la población, por lo que sus capitanes continuamente guerrean con otros poblados, llevando destrucción y saqueo, generando odios y provocando invasiones (generalmente fallidas) a sus territorios. Las aldeas fueron incendiadas innumerables veces, sus pasturas desperdiciadas y sus campos quemados de tal manera que sólo las fortalezas resisten, y a pesar de su alta natalidad la población decrece lenta pero continuamente.
Ficha Técnica
Capital: Micosis
Idiomas: Urmano (oficial), tente.
Etnia: Norteños (70%), Azules (20%), Bronces (10%)
Población: Aproximadamente 550.000 habitantes
Superficie(Km2): Aprox. 45.500 km2
Grado Tecnológico: C
Grado Mágico: E
Religión: Druidismo (70%), neo panteísmo (30%) (principalmente KuzKuzif).
Alineamiento: Neutral Malo.
Casa Reinante: Menaeles (LM)
Rey: Umbars Menaeles (LM)
Organización Política: Feudalismo
Tolerancia Sexual: Baja
Religiosa: media
Racial: media
Magia: media
Privativa Principal: Expansión
Moneda: Florines
Sistema económico: Agricultura.
Urbanización: rural (20%)
Ciudades Importantes: Micosis (50.000 habitantes), Martena (60.000 habitantes).
Clima: Templado y húmedo
Atractivos físicos y maravillas: No tiene grandes maravillas, su posesión principal es el extraordinariamente bien defendido Alcázar del Lobo.

Historia: Originalmente fue un pequeño santuario al aire libre de los Fedlii, muy al norte de su territorio (aunque de ello no queda más que una pequeña estatua de extraordinaria belleza en una fuente, y algunos cuantos árboles). Más adelante fue un puesto caminero araucano, más que nada por estar en una encrucijada y poseer agua potable además de una arboleda y pasturas buenas. Posteriormente, los chorrencos bajaron de las montañas y ocuparon el territorio cercano, permitiendo que los araucanos pasaran para comerciar con ellos. En buena medida, fueron ellos los que establecieron este pequeño reino, construyendo las aldeas principales y domesticando el territorio, reverenciando las antiguas ruinas élficas con monasterios a su alrededor, y construyendo las “Lámparas Rynn”, una serie de postes de basalto negro y lapislázuli con luz imperecedera que aprovecha las luces lunares, alrededor de un camino de piedras ornamentadas con motivos que recuerdan a los élficos pero bastante más toscos. Durante la tercera oleada, y ya debilitados por los continuos saqueos orcos y de tribus araucanas hostiles, los chorrencos fueron aplastados y muertos casi totalmente por la inmensa superioridad numérica y técnica de los tentes. Pero estos siguieron su camino hacia el sur, dejando nomás que una plaza fuerte en Martena.
Los Urmanos llegaron más tarde y sometieron a sus primos tentes, fortaleciendo el alcázar del Lobo en la aldea de Micosis, y el del León en Martena. Instauraron un régimen militarista, desdeñando el trabajo manual.
Equipo de combate: Los guerreros de Micosis utilizan una armadura de placas incompleta (CA 4), un hacha-martillo, cuchillos cascos de cuero y metal con un penacho de plumas, y su uniforme consta de pantalones con muchos bolsillos, borceguíes y un kit de supervivencia (raciones, agua y herramientas) repartido entre bolsillos y mochila.
Religión: Creen en las deidades de la naturaleza. Son animistas que veneran al Lobo Estepario por su resistencia e inteligencia, y al Puma Enrollado, por su fiereza y velocidad, construyéndole algunos santuarios. En la Arboleda de Martena existe un bosquecillo sagrado a cargo del Druida Martel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario