jueves, 10 de mayo de 2012

Menesos (Bárbaros de las Llanuras Interminables)


(Patria de Hualls)
 Pueblo oprimido, antiguamente uno de los bastiones principales de los cafreos en las Llanuras Interminables, fueron conquistados por guerreros Tentes a caballo provenientes de la misma rama que los Llarmes. Los monjes Cafreos lucharon bravíamente, pero la magia de Marca de Sangre los enfermó y debilitó hasta grados extremos. Su población es esencialmente rural, y no desarrollaron demasiada industria ni siquiera con la gobernación Tente. Económicamente, son una población agrícola que intercambia comida por herramientas con otras gentes cercanas, generalmente a través del empedrado Camino de Gnorri u otros caminos de tierra auxiliares.
Construyeron muchos edificios de ladrillo, y poseen una forja con dos maestros herreros.

Ficha Técnica
Capital: Menesos (no es estrictamente una ciudad, es más bien un castillo con casonas y granjas alrededor)
Idioma: Tente (minoritario de la clase gobernante), Cafreos.
Etnia: Azules (80%), Norteños (noctumbrios, 20%)
Población: Aproximadamente 250.000 habitantes
Superficie(Km2): Aprox. 40.500 km2
Un pequeño monasterio en las llanuras
Grado Tecnológico: C
Grado Mágico: F
Religión: Druidismo, Panteísmo Solar.
Alineamiento: Neutral Bueno.
Casa Reinante: Dondelinos (LM)
Rey: Naells (LM)
Organización Política: Feudalismo
Tolerancia Sexual: Media
Religiosa: media
Racial: media
Magia: baja
Privativa Principal: Dignidad
Moneda: Florines
Sistema económico: Agricultura.
Urbanización: rural (0%)
Ciudades Importantes: No.
Clima: Templado y húmedo
Atractivos físicos y maravillas: No tiene grandes maravillas, pero posee un monasterio de artes marciales.
 Templos principales y diócesis: Monasterio de Menesos (actualmente prohibido). Allí se adora al sol y se entrenan los cuerpos y las almas. También existe un pequeño santuario dedicado a Ligrin, el Dios de las fuentes y la Alegría.

Sociedad: Los habitantes de Menesos son fundamentalmente cafreos, gente pacífica y trabajadora de las llanuras. Son esencialmente agricultores de trigo y horticultura, muy fuertes, y de una profunda espiritualidad no estrictamente religiosa. Los cafreos creen en el trabajo rudo y en la diversión, pero actualmente están dominados por el rey tente Arzuol I, y se encargan fundamentalmente de alimentar la maquinaria guerrera de los tentes. Una nota de terror la aporta el hechicero Marca de Sangre, uno de los hechiceros más poderosos del Continente Sur, nieto del Primer Marca de Sangre, y heredero de sus conjuros de tormento. Los simples campesinos cafreos le temen más que a la misma muerte, e incluso los feroces invasores tentes le obedecen, al ser la mano derecha de Arzuol.
Equipo de combate: Los antiguos guerreros cafreos podìan estar armados con porras, mazas de piedra, arcos cortos, bastones de madera y metal, dagas de cobre o sus simples (aunque extremadamente dolorosos) puños. Algunos poseían (además de su piel tatuada, que les otorgaba -2 a la CA) armaduras de pieles. Los actuales guerreros tente utilizan hachas de mano, escudos de madera, cascos de cuero empenchados con pelo de caballo, y armaduras de cuero tachonado o escamas.
Religión: Adoran al sol como energía purificadora y sustentadora, y algunos cafreos (especialmente los de las aldeas más alejadas) aún pueden juntarse a perfeccionar sus cuerpos y mentes en los campos. También adoran a Ligrin, el Señor de las Fuentes. Por supuesto, todavía conservan (aunque en secreto) el arte del tatuaje corporal para hacer impenetrable su piel.
Los señores Tente adoran principalmente a Dormuno y a Sármata, a quienes erigieron templos, y en menor medida a Meneso, a quien destinaron el antiguo monasterio del Sol.
Personalidades: La personalidad más reconocida de este país es el poderoso monje Hualls, héroe de guerra en Velemar y reconocido aventurero, actualmente en campaña contra el Nigromante de Ruaz.

No hay comentarios:

Publicar un comentario