jueves, 10 de mayo de 2012

Dracún (Bárbaros de las Pochmapu)


Dracún es un  territorio pequeño gobernado desde las sombras  por un tiránico dragón negro. En todo el territorio no se encuentra una sola ciudad permanente, sólo existen algunos asentamientos temporales, con pequeños talleres en los cuales fabrican sus armas o ropas. La única excepción a esto son los templos paganos, ermitas y distintos asentamientos religiosos, que como máximo albergan a unas diez personas en forma permanente, incluyendo guardias. El otro lugar permanente es la Caverna de Grda, donde vive el dragón negro Grda con su séquito, guardianes y servidores. Estos servidores acicalan, divierten y complacen al gran dragón.
La sociedad subsiste en gran medida gracias al saqueo y el robo organizado en forma de Blitzkrieg, atacando las aldeas y fortalezas con premura y sorpresa, huyendo antes de que las fuerzas se reagrupen. Sus tierras son prácticamente inexpugnables, al no tener un territorio fijo las invasiones a su territorio se dificultan. Usualmente atacan de noche a las colonias y ciudadelas que se internan en su territorio.
El Imperio Theretheano no puede entrar en sus territorios, en cierta medida porque sus propios dragones temen y respetan al anciano Grda y no se interponen en su camino.


Ficha Técnica
Capital: Caverna de Grda
Idioma: Darcón
Grda es un gran dragón negro, venerado como un dios
Etnia: Norteños
Población: 90.000 Habitantes
Superficie(Km2): 32.600 km2
Grado Tecnológico: F
Grado Mágico: C
Religión: Orden del Fuego
Alineamiento: Caóticos
Casa Reinante: Dragones Negros
Gobernante: Grda el Dragón
Organización Política: Dracocracia
Tolerancia Sexual: Baja
Religiosa: Nula
Racial: Nula
Magia: Media-baja
Privativa Principal: Agresión
Moneda: Intercambio, saqueo
Sistema económico: No
Urbanización: Nula (nómadas)
Ciudades Importantes: No
Productos de Exportación: Hachas, escamas de dragón, pieles.
   Importación: Oro, metales preciosos, armas.
Clima: Montañoso
Atractivos físicos y maravillas: Cavernas, Pico del Dragón, Templo del Dragón.
 Templos principales y diócesis: No.


Sociedad: La sociedad de Dracún es bárbara y agresiva. Desconocen la piedad y el entendimiento, relacionándose con los otros mediante la fuerza, muy parecido a lo que hacen sus amos los dragones. Tienen ciertos valores artísticos, y hacen estatuillas y joyas de formas sauriformes de cierto valor. Tienen bastante ingenio para planificar sus ataques, aunque llegado el momento prefieren confiar más en la fuerza de sus brazos que en las formaciones complicadas. Sus cargas son ciertamente intimidantes, así como sus jinetes de dracos.
Sin embargo siguen siendo bárbaros, y no pueden resistir a batallas grandes y prolongadas debido a su número escaso y sus formas basadas exclusivamente en la fuerza y la sorpresa. Un ejército bien preparado con un líder inteligente puede diezmar fácilmente a un ejército grande de bárbaros.
Hacen uso de los minerales que encuentran en la tierra, pero más comúnmente comercian con los orcos o enanos para conseguir materiales y herramientas, a cambio de esclavos que ellos no pueden mantener, oro saqueado y mercenarios para hacer de tropas de choque, indisciplinados pero fuertes y fieles.
Su sociedad está poco estratificada. Generalmente se organizan de la siguiente manera: un Señor de la Guerra (Wazirrg) gobierna con poder casi absoluto, aunque se encuentra moderado y ayudado por un Señor del Pueblo (Grummrra). Generalmente, todos saben pelear, incluso las mujeres, pero éstas, debido a su inferior fuerza física suelen ser vilipendiadas y menospreciadas. Una mujer fuerte puede tomar el mando de una tribu (no hay leyes que se lo impidan), pero esto no se da casi nunca, y cuando se da no suelen durar mucho tiempo. El otro estrato social es el de Guerrero, que dependiendo de su habilidad se integrará a la infantería o a las hordas dracónicas. Existe un cargo adicional que es el de Sacerdote de los Dragones, pero suele estar reservado para el Wazirrg mismo.
Cada tribu individual no suele superar las doscientas personas, y sus integrantes suelen integrar el trabajo habitual de cazadores, alfareros, peleteros o herreros con el de guerreros. Las tasas de natalidad son altas, así como las de mortalidad infantil y maternal. Cada vez que toman esclavos, éstos suelen morir de hambre o agotamiento en breve tiempo, a menos que sean vendidos.
Todos los dracunianos veneran como a un dios a Grda, al que ponen en la cima de su panteón, y consideran que cada dragón individual es una divinidad. Respetan más a sus monturas draconianas, a las que consideran bestias sagradas, que a su propia gente, aún si es un líder de tribu respetado. Cada cambio de estación, los dracunianos deben peregrinar desde donde se encuentren hasta la Gran Caverna de Grda llevando sus ofrendas e informando al Gran Dragón de sus proezas, nacimientos y muertes. Grda tiene una memoria excepcional, y puede recordar cada rostro que ha visto y asociarlo a su nombre y características. Nombra a cada persona por su nombre y nunca se equivoca, recuerda cada proeza y cada vicisitud que le han contado o ha visto. Uno de los mayores honores que puede recibir una tribu es el de que uno de sus integrantes se convierta en Guardián del Dragón. Para esto, debe haber realizado grandes hazañas y actos de fe ante el dragón, además de llevarle cuantiosas ofrendas ganadas con su propia sangre. El dragón puede considerar que es digno de él, o acaso derivarlo al servicio de algún otro dragón negro de inferior categoría. Grda concede cierta longevidad a sus guardianes (unos 150 años, todos en plenitud de vigor, hasta que se deshacen en cenizas), permitiéndoles beber un poco de su sangre. A su vez, esto les convierte en seguidores aún más fanáticos y poderosos, sellando un pacto de sangre que ninguno de los dos olvidará nunca.
Historia: La historia de Dracún es larga pero en su mayoría ha sido olvidada. Su gente viene del Norte con el gran exilio, aunque siempre se mantuvieron un poco apartados de los demás. Cuando llegaron a su actual territorio, entraron en contacto con el Dragón Negro. Inmediatamente, él devoró a más de la mitad de sus guerreros, aunque el valor con el que lucharon lo impresionó tanto (habían matado incluso a dos de sus dragones principales) que decidió perdonarles la vida a cambio de su eterna lealtad. Aunque la mayor parte de la población lo olvidó, tanto los Regentes de Thereteth como los dragones negros y rojos recuerdan que los bárbaros de Dracún, dirigidos por el héroe Urm y el dragón Grda fueron capaces de llevar una campaña exitosa contra los ejércitos rojos de la emperatriz Thelis de Ipoylos, combates sin embargo tan devastadores que el ejército de Grda y el dragón mismo quedaron muy heridos, siendo finalmente expulsados por el ejército theretheano. Estas campañas se repitieron dos veces, con otros dos héroes, Prom y Frod, cada trescientos años, aunque con menos éxito.
Una cita: “¡Poderoso Grda!”
Nombres: Varones: Urm, Crom, Prom, Jrem, Rufm, Arfm, Frod, Grem, Crod, Acrom, Frem. Mujeres: Neke, Meke, Teme, Yame, Nima, Mima, Numa, Fuma, Yuma, Tame. Unisex: Ne, Fo, Fa, Frekem, Romem, Tamem, Yumam, Rfa, Gre, Cro, Rfa, Rafum.

No hay comentarios:

Publicar un comentario