viernes, 11 de mayo de 2012

Alcázar Verde (Bosque Grande)


El Alcázar Verde es una ciudadela pequeña y marginal en el centro del Bosque grande, cerca de Velemar. Está ubicado en una serie de grutas naturales sobre las cuales se construyeron espejos reflectores y torretas pequeñas, habitaciones ocultas al aire libre, y numerosas fuentes. Entre las principales formaciones naturales pasa el río Imil, cavando un desfiladero profundo de unos 15 metros de altura. Sobre ellos, los Fedlii del Alcázar construyeron el Puente Invisible, una delicada estructura de metal, piedra y madera que pasa desapercibida ante ojos poco atentos, pero que para aquellos que saben dónde buscar resplandece con una belleza ultraterrena.


La princesa Deonïe
Nombre Oficial: Rilewinë Sîr Imil
Superficie: 5000 km2
Población: 3.500 fodlii
Densidad: baja
Lenguas: Fodlii, dialecto Nigüil
Capital: Rivötril
Estructura Administrativa: principado
Unidad Monetaria: Pyr élfico

Geografía Física
Complejo de grutas naturales sobre un río claro de poco caudal, el Imil, dentro del Bosque grande. Su área de influencia se extiende unos pocos kilómetros en los bosques circundantes
Geografía Élfica
Grupos étnicos: Fodlii, Ambari
Religiones: Antiguo Panteísmo
Crecimiento Vegetativo: muy bajo
Ciudades importantes: Rivötrïl

Geografía económica
Agricultura: frutos secos, frutos del bosque, miel pyril. Cría de osos.
Pesca: salmónidos de río
Minería:: lapislázuli, rodocrosita
Industria: maderera.

Indicadores sociológicos
Alfabetismo: total
Profesiones Preferidas: Explorador, arquero, minero.

Sistema político
Gobernada por un Príncipe (Gwaithgáno), y administrada por las principales casas nobiliarias de la región.
Se reúnen cada 5 años con el resto de los Elfos del Bosque Grande para discutir políticas y filosofías conjuntas, y cada 100 años en el Consejo de las Naciones Élficas, enviando un representante en el séquito de las Antiguas Tres Naciones.


Sociedad: Los elfos del Alcázar son de los más bellos de todo el Bosque Grande, resplandecientes con la nobleza antigua de su raza, mezclada con los tiempos nuevos, más salvajes. En realidad, los Ambari también habitaron esta zona, y se mezclaron con los Fodlii de la zona, volviéndolos un poco más rústicos y en contacto con la naturaleza. Se supone que las dríadas descienden de este pueblo mezclado, aunque su carácter más espiritual las vuelve algo aparte. En realidad, las dríadas son espíritus elementales muy emparentados con los elfos, tal vez antiguas sacerdotisas habiendo sucedido su transformación, que desearon regresar al mundo y ser devotas a sus propios árboles.
Los elfos del Alcázar suelen ser misántropos y hoscos con los seres humanos, a veces atacándolos y matándolos ni bien los tienen a tiro. Los gobernantes del Rilewinë son una antigua pareja, Arazani Da Lami, el Príncipe Gris, y Euliimë Ar Oberon, la Reina Oculta. Poseen una hija, Deonië, un ser de exquisita belleza, llamada también “la Doncella”, que se aventura lejos del Alcázar para bañarse en el llamado Arroyo de la Doncella en Velemar.

Equipo de combate: Los elfos del Alcázar Verde están ataviados con cotas de malla muy largas, sobre túnicas de lino de colores opalinos. Las cotas de malla llegan hasta debajo de las rodillas, usan cascos altos con motivos silvestres, capas con capuchas grandes grises, negras o verdes, dependiendo del rango del individuo en las jerarquías y funciones militares, y la infantería se arma esencialmente de espadas largas de un solo filo y de acero élfico (más liviano), escudo, arcos cortos con 40 flechas, y dagas largas y curvadas, botas cortas que permiten correr y moverse silenciosamente. 
Los arqueros usan armaduras de cuero tachonado o ninguna armadura en absoluto, capas marrones claro con capucha, un yelmo abierto, botas altas, y un cinturón amplio; sus armas son el arco corto, dos carcajs con diferentes tipos de flechas, y la daga obligatoria en su cinturón multifunción. Van armados y en pequeños grupos, liderados por un oficial que maneja tanto arco como dos espadas y va cubierto por una capa verde camuflada, patrullando los bosques y cazando. Prefieren utilizar la emboscada, disparando a los enemigos con sus arcos primero, para luego atacar con las espadas (si es necesario), o huir. Utilizan sobre todo estrategias de desgaste y de guerrilla.
Religión: Son antiguos panteístas, por lo tanto creen en una variedad amplia pero limitada de divinidades. Como la mayoría de los elfos del bosque grande, son trascendentalistas con influencias druídicas, adorando a Ekrumel como el Todo, el Bosque de la Vida. También creen que la ascensión a la torre de Daith los llevará a un destino superior, o a una comunión mayor con el Bosque Grande del Mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario