viernes, 11 de mayo de 2012

Alcázar de la Plataformas (Bosque Grande)


El Alcázar de las Plataformas es una antigua ciudad élfica antes llamada Rilewinë, cerca de las Montañas Negras. Antaño, estaba cerca del límite con Ambari, pero tras el retroceso y reclusión absolutas de los Elfos Rubios, quedó en el centro-este del Bosque Grande.
El Alcázar de las Plataformas, con la Invasión Belaria hubo de fortificarse primera, y luego el empuje del antiguo imperio Lan la dejó prácticamente aislada, debido a la destrucción de Buin. El Alcázar es hermoso de contemplar una vez que se sabe dónde buscar, elevado como está entre las altas ramas del Bosque Grande

Datos Generales
Nombre Oficial: Rilewinë iant Laurë
Superficie: 3283 km2
Población: 6.546 Fodlii
Densidad: baja
Lenguas: Fodlii, dialecto Nigüil
Capital: Rilewinë
Estructura Administrativa: principado
Unidad Monetaria: pyr élfico
Geografía Física
Emplazada en el Bosque Grande Meso-Oriental (llamado por ellos Aldalar ar-Atardüin), una zona ondulada de grandes árboles llamados Arorn, sobre los cuales está construida la población principal, Rilewinë, el Alcázar. Son una serie de plataformas protegidas por ramas y rocas incombustibles y conectadas por pasarelas de materiales extraños. Las pequeñísimas aldeas circundantes (más bien puestos fronterizos) están construidas de la misma forma, y están comunicados por puentes delgados de un material pedroso, que desde abajo parece una cantidad de hojas pero desde arriba es similar a una roca de color verde oscuro y transparente.
Geografía Élfica
Grupos étnicos: Fedlii
Religiones: Antiguo Panteísmo
Crecimiento Vegetativo: media élfica
Ciudades importantes: Rilewinë
Geografía económica
Agricultura: frutos secos, manzanas, Dilenis.
Pesca: no
Minería:: no
Industria: maderera
Indicadores sociológicos
Alfabetismo: total
Profesiones Preferidas: Guardabosques, arquitecto
Sistema político: Principado, asistido por una asamblea de todos los ciudadanos libres. Carece de figuras nobiliarias más allá de la familia del príncipe. Se reúnen cada 5 años con el resto de los Elfos del Bosque Grande para discutir políticas y filosofías conjuntas, y cada 100 años en el Consejo de las Naciones Élficas, enviando un representante en el séquito de las Antiguas Tres Naciones.

Sociedad: Secreta, tradicional y reclusiva, la sociedad del Alcázar de las Plataformas conserva buena parte de su conocimiento y poderío militar individual, aunque la fragmentación, el escaso número y la amenaza externa la volvieron una sociedad rígida y xenófoba, que resiste la influencia externa. Poseen festividades marcadas como la Sucesión de los Equinoccios y la cabalgata feérica, jornadas de varias semanas donde se juntan los nobles Fedlii. Visten ropas muy elaboradas y ornadas, en varias capas, como si fueran hojas. Vagan alegremente por sus dominios con la frivolidad de una existencia plena.
Equipo de combate: Los elfos del Alcázar de las Plataformas están ataviados con cotas de malla muy largas, hasta debajo de las rodillas, cascos altos con motivos silvanos, capas grises, negras o verdes, dependiendo del rango del individuo en las jerarquías y funciones militares, y la infantería se arma esencialmente de espadas largas de un solo filo y de acero élfico (más liviano), escudo, arcos cortos con 20 flechas, y dagas largas y curvadas, botas cortas que permiten correr y moverse silenciosamente, y capas largas con capucha verdes bosque. Los arqueros usan armaduras de cuero tachonado o ninguna armadura en absoluto, capas grises claro con capucha, un yelmo abierto, botas altas, y un cinturón amplio; sus armas son el arco corto, dos carcajs con diferentes tipos de flechas, y la daga obligatoria en su cinturón multifunción. Van armados y en pequeños grupos, liderados por un oficial que maneja tanto arco como dos espadas y va cubierto por una capa marrón oscuro, patrullando los bosques y cazando. Prefieren utilizar la emboscada, disparando a los enemigos con sus arcos primero, para luego atacar con las espadas (si es necesario), o huir. Utilizan sobre todo estrategias de desgaste.
Religión: Son antiguos panteístas, por lo tanto creen en una variedad amplia pero limitada de divinidades. Como la mayoría de los elfos del bosque grande, son trascendentalistas con influencias druídicas, adorando a Ekrumel como el Todo, el Bosque de la Vida. También creen que la ascensión a la torre de Daith los llevará a un destino superior, o a una comunión mayor con el Bosque Grande del Mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario